Hablar de tratamientos faciales, implica conocer matices, diferencias, armonizar y equilibrar un rostro. Nuestra cara nos define, transmite emociones y sentimientos, es un espejo de nuestra vida.. y a veces lo que vemos en el espejo no refleja cómo nos sentimos por dentro.

Es por eso que hay múltiples técnicas y tratamientos para realzar el rostro. Desde mejorar la zona de los ojos, tratando ojeras, párpados caídos con la Blefaroplastia SIN cirugía. Mejorar el perfil de la nariz ó una punta nasal caída con la RInomodelación No quirúrgica, disminuyendo arrugas de expresión con Toxina Botulínica ( Botox estético ) ó Infiltraciones de rellenos específicos, Arrugas debido a la fuerza de la gravedad y al desplazamiento de los tejidos que se “caen” ó flacidez,  podemos reposicionarlas con Lifting Líquido, Retensado cutáneo , Hilos tensores ó prevenirlas con Radiofrecuencia y Mesolift.

Mejorar la calidad de la piel con Mesoterapia Facial y el Mesodermapen, que introducendo activos que estimulan la producción de colágeno, elastina, ácido hialurónico, aminoácidos.. sustancias fundamentales para la juventud de la piel, o con la Fotoestimulación LED, IPL ó el Plasma rico en factores de crecimiento ( PRP ), que activan la síntesis de colágeno. Si nuestro problema es de manchas y pigmentaciones, podemos tratar con peelings médicos despigmentantes ó IPL. El acné también podemos controlarlo con peelings y Fototerapia LED.

Sin olvidarnos del cuello y escote, que responden muy bien a la combinación de varias técnicas.